Skip links

Los clásicos nunca fallan

Las chuches clásicas, las de siempre, esas que comíamos cuando éramos niños, pero que nunca van a pasar de moda. Seguro que recuerdas las bolsas de gominolas que repartía el cumpleañero de clase, ese día sólo por ese detalle, ya era especial y salíamos súper contentos del cole. Parece mentira como un regalo tan sencillo cambia un día normal por un día genial.

Tus golosinas clásicas

Elaboradas a mano

Todas nuestras golosinas están elaboradas a mano con mucho amor.

Saber más

Pago seguro

Paga con tarjeta o PayPal de forma segura desde nuestra página web.

Saber más

Envío gratuito

Disfruta y aprovecha nuestro envío gratuito a partir de 30€.

Saber más

Conoce más sobre nuestras golosinas clásicas

Seguro que recuerdas cuál era tu chuche favorita ¿eras de regaliz rojo o negro? ¿Moras rojas o negras? ¿plátano o huevo? ¿beso o sandía? ¿nube o tiza? Y es que todas estas palabras te hacen pensar en chuches! Las que comíamos los sábados por la tarde con los amigos en el barrio, cuando íbamos juntos en pandilla a la tienda de chuches, esas tardes de invierno que el epicentro de nuestra tarde era ir a por gominolas y después compartir con los amigos.

Cuando estás en una habitación con gente y sacas una bolsa de chuches, algo pasa, que el aroma tan dulce de las gominolas hace que de repente te veas rodeado, y tú que habías comprado una bolsa con tu selección favorita te ves pensando en voz baja “Que me dejen sin regaliz rojo” y exacto, es lo primero que se acaba, pero estás feliz porque estás compartiendo y eso mola.

Suscríbete a ofertas y descuentos especiales